(+58) 212- 443.31.53 repam.venezuela@gmail.com

Este 8 de enero del año en curso en la sede de la Universidad Católica Andrés Bello, Montalbán, Caracas, dio inicio la sesión inaugural de la CXXI Asamblea del Episcopado Venezolano.
En el encuentro inició con una adoración al Santísimo Sacramento dirigida por Monseñor Ulises Gutiérrez, arzobispo de Ciudad Bolívar.


Posteriormente, los participantes escucharon las palabras de apertura en el Auditorio padre Gustavo Sucre, antigua biblioteca de la UCAB.


El presídium se conformó por: Mons. Jesús González de Zárate, arzobispo de Cumaná y presidente de la CEV; Mons. Mario Moronta, obispo de San Cristóbal y primer vicepresidente de la CEV; Mons. Ulises Gutiérrez, arzobispo de Ciudad Bolívar y segundo vicepresidente de la CEV; su Eminencia Cardenal Baltazar Porras, presidente de honor de la CEV; su Eminencia Cardenal Diego Padrón, presidente de honor de la CEV y Mons. Ignazio Caffalia, encargado de negocios de la Nunciatura.


“La vida de la Iglesia en el año 2023 ha estado marcada en todos sus niveles por la preparación y el desarrollo de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo Por una Iglesia sinodal: Comunión participación y misión. Sobre este aspecto explicó que una Iglesia sinodal es aquella que decide “caminar”, dijo Mons. González de Zárate.


Zárate recordó recordar los acontecimientos más sobresalientes en la acción pastoral del 2023 y agradeció a todos los implicados.

Te puede interesar: ¡LAMENTABLE! Las playas noroccidentales de España se llenan de bolitas de plástico


También ofreció una mirada sobre la realidad mundial llena de conflictos que han puesto de manifiesto la incapacidad de la legislación y los organismos internacionales para la solución de los mismos e invitó a no permanecer indiferentes ante la guerra.


En cuanto a la realidad del país comentó que Hay que seguir con mucha atención el desarrollo del proceso electoral para la elección del presidente de la República, por su decisiva importancia para el futuro de nuestro país”.


Por su parte, Mons. Ignazio Ceffalia, encargado de negocios de la Nunciatura, hizo la salutación de parte del Papa Francisco y motivó a ser luz en estos tiempos de tanta oscuridad, caminando juntos y evitando fracciones que no ayudarían en la misión de la Iglesia.

Con información de la CEV